¿La Solución?

Desde el actual marco legal NO HAY SOLUCION, pues tenemos la amenaza y la realidad de una deuda impagable que terminará en el 2015 cerca del 180% del PIB o dicho de otro modo no se podrá pagar NI LOS INTERESES DE LA DEUDA.

Mejor no imaginar las consecuencias.

Pero como todo en la vida siempre hay un camino.